CuMbRe * SuMMiT

Camino a Las Tetonas, Región Metropolitana, Chile

Es difícil explicar el placer que se siente al llegar a una cumbre, ya sea la mas baja o la mas alta que se haya estado… es una sensación de plenitud y goce distinta, que te llena e invade por completo.

Recuerdo mi primera cumbre, qué felicidad sentí al llegar arriba y mirar desde lo alto el gran Santiago… y luego otra, y otra y así en un par de años la sed de cumbre es media imparable… una vez que te das cuenta te gusta la sensación de cumbre, la sed de alcanzar otras es difícil de parar.

264354_10150224956831156_3153276_n

En la cumbre del San Ramon, Andes Centrales, Chile

El fracaso frente a una es triste, es derrumbador y se siente como un látigo, que duele… muy adentro… que se queda unos días y se hace sentir, pero lo que mas me gusta de una cumbre no alcanzada, es que el cerro difícilmente se moverá, hay que volver a intentar hasta que salga y que claramente, ese cerro tiene algo que hace se convierta en un proyecto, en un desafío mas y en un volver a replantearse las cosas

Cuando uno llega arriba siente que está listo, que no hay mas. Hay veces que soñaría con un helicóptero ahí esperándome… porque por mas entretenido que es subir y luego bajar, ya mas relajado, contento del nuevo éxito, este llega por completo cuando se está de regreso en el hogar… porque muchas veces sé, que la bajada duele, que por mas contento y pleno que uno vaya bajando (a veces muy abombado por la altura, sintiendo las rodillas, la espalda y hasta el pelo) es ahí cuando los accidentes ocurren, por lo que hay que ir consciente y cuidadoso para llegar abajo y celebrar la hazaña.

Una cumbre es un triunfo, es una alegría y logro interno grandísimo. Se combaten fuerzas no menores en una travesía, sea del largo y dificultad que sea. La mente está libre y no para… Ufff la cantidad de cosas que he llegado a pensar en una caminata a una cumbre!!! Innumerables e incontables!!! El camino muchas veces hace gran parte del trabajo y de la dicha final,  pero a veces voy voy pensando… quién me mandó a subir este cerro? quién me mal aconsejó? por qué estoy gastando tiempo y dinero en esto? pero al llegar arriba, y dar ese pasito y saber que no hay mas arriba que eso en ese minuto, es alucinante!!! Todos esos pensamientos de incertidumbre, de peso en los hombros, de dificultad, se desvanecen y llega esa euforia y plenitud pura, y es ahí cuando todo lo que uno estaba buscando, se encuentra.

desde el toco, region de atacama, la vista del altiplano!

Desde el Toco, Región de Atacama, la vista del altiplano!

Tal como en la vida… los proyectos a veces se ven pesados, abrumadores, difíciles y tediosos, pero cuando uno culmina uno, o llega al punto perfecto para mirarlo y saber que va bien, es la sensación de gratificación que nos invade la que vale la pena… todo sea por esa sensación!!

Dichosa, en la cumbre del Tsergo Ri, Himalayas, Nepal

Algunos datos que para mi siempre son importantes al momento de querer hacer cumbre, siempre mantener agua suficiente para el regreso, una capa extra(al menos) para la cumbre que suele ser mas helada, reservarse comida para el regreso, idealmente siempre andar con un bastón de trekking…

 

 

It’s hard to explain the pleasure you can feel when you reach a summit, even though is the smallest or highest you have ever been… it’s a plenitude sensation, different, that fills you completely.

Cumbre del Lascar, Región de Atacama, Chile

I remember my first summit, how much happines I felt when I reach the top, and I look from the hights, Santiago… and then another, and another, and since then in just a couple of years, this thirst of summit is unstoppable… once you feel it, it’s hard to stop

Failure it’s sad, crashing and feels like a whip, that hurts… very deep inside… that stays a couple of days, and makes itself present, but the thing I like the most of it, is that you know that mountain hardly would move, so you have to try it again until it’s done, until that quest, that is making you rethink everything, is yours.

When you reach to a summit you feel it’s ok, this is it, there’s nothing more. Actually there are some times I have dream with an helicopter waiting for me… because in spite of all the fun of going up and then reach to the end, totally relaxed, in joy of this new success, this one arrive completely once you are back home… but mainly because a lot of times I know that going down hurts, even though you are happy and full (sometimes with headaches, feeling every muscle and hair) this is when accidents happens, so you know that you have to go aware and be careful to get to the end, and celebrate this great deed.

A Summit is a triumph, it’s a happiness and it’s a hughe personal achievement. There are internal strenghts in battle, even it’s a short or long hike… Our mind it’s free and don’t leave us… uuuffff, the amount of things I’ve thought… countless!!  The trail sometimes do most of the work and of the joy at the end, but sometimes I go thinking: Who make me do this? Who wrong advise me? Why am I spending time and money in this? but it’s when you reach the top, you make that step when you realize that there’s nothing else above that that moment come, and it’s amazing!!! all those thoughts of doubt, that weight in your shoulders, difficulty, they are gone, and that euforia and fullness feeling arrives, and is then, when everything you were looking for, it’s found.

dp de federación, La Olla!

Camino a la Cumbre de El Plomo, para celebrar Año Nuevo llegando a La Olla, Andes Central, Chile

As in life… proyects sometimes looks heavy, overwhelming, hard and boring, but once you finish them, or get to a perfect point to look and see if they are ok, is this sensation of gratitude that invades us the one that makes everything worth it…  everything for that feeling!!!

Some tips that for me are a must when you are thinking on going for a summit: always leave water and food for the coming back, and extra layer (and maybe 2) can help cause most summits are colder than the approximation trail, and always have a hiking pole with you…

5 comentarios en “CuMbRe * SuMMiT

  1. Entiendo esa satisfacción de llegar a la cumbre. Una vez escalamos el Volcán de Agua en Guatemala, el camino fue duro, nos llovió, había frío, pero no podíamos parar en mitad del camino, seguimos avanzando, con escarcha en el pelo y mojados de pies a cabeza, sentimos un gozo inmenso al llegar a la cumbre, después de cambiarnos y comer un poco, descansamos y al día siguiente esperamos el amanecer.

    Cuando preseciamos esa escena maravillosa, el sol naciente y la forma en que sus rayos pintaban el paisaje que estaba a nuestros pies, olvidamos el dolor, el cansancio y el mal clima que hizo el día anterior. Lo había visto todo, ¡qué satisfacción!

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s