RePensarse* ReThink about yourself

IMG_5761

Hace poco más de un año, cuando estaba entrenando fuerte para la Trans Rocki Run, escribí sobre porqué empecé a correr en la revista Outside Chile, y hoy, luego de un tiempo sin entrenamientos duros, de lesiones y latas mentales, de más descanso y peleándole a los kilos y velocidad (y a mi lento avance con estos) nuevamente leo este post y vuelvo a sentir lo mismo que sentía al principio (que ahí describo), cuando 15kms me eran una eternidad. ¡Si, aunque usted no lo crea, pasé una época en donde esa distancia no me era un mayor problema!

Lenta he sido siempre, no se imaginen a una velocista en el cerro, pero la distancia no me hacía ruido. Corría 30kms y hasta 50kms, feliz, llegando a la meta siempre con una sonrisa y con el cuerpo descansado al día siguiente. Con los clásicos dolores que se pueden tener después de estar 4, 5 o 9 horas en constante movimiento subiendo y bajando, corriendo, caminando, trepando, pero nada fuera de lo común. Nada que al día siguiente no me permitiera volver al sendero y mandarme sus kms de nuevo.

fullsizeoutput_1adaIMG_9928

Pero después de una lesión en diciembre pasado, y una dura recuperación para lograr cruzar la meta de Zolakn 4 Days en Febrero pasado con la frente en alto, estos últimos meses han sido más tranquilos, en donde un entrenamiento de 15kms se traducen en casi un suplicio que no sé si lograré. En donde correr una carrera de 21kms ameritaban preparación y pensar bien si se querían hacer o no (como para no hacer el loco digo). Hace 2 mes decidí que retomaría mis entrenos fuertes y que ya estaba lista para volver de lleno al cerro y a la dejada en el fondo del closet, escalada; pero por un viaje laboral, fue algo más lento y puedo decir que recién este último mes han sido de retomar.

Además de volver a los sábados de cerro, retomé la escalada hace 1 mes y medio… han sido semanas de volver a entrenar, de volver a descubrir el dolor en el cuerpo, de volver a sentirme. De colgarme en el muro e intentar la misma ruta una y otra vez hasta sacarla sin miedo. De subir el Manquehue a tope y lograr lo que para mi es un buen tiempo en llegar arriba. De hacer 15kms en sendero sin lata y sintiéndome bien ¡De hecho, esta última semana he podido volver a dormir de corrido porque mi cuerpo está cansado y goza de la posición horizontal!

577439_10150809334726156_1121461556_n

Y es que a veces se extraña esa sensación. Estar cansada físicamente es algo que me gusta. Que claro, molesta a veces, pero díganme si no hay algo más rico que acostarse cansada y dormir. ¡Despertar descansada!  Y qué mejor que hacerlo después de haber tenido pleno contacto con la naturaleza, y de darse el tiempo de volver a captar lo variada que es la vida y la simplicidad de las formas que se dan cuando uno está afuera.

A veces, en la vorágine de la ciudad, se extraña ese primer contacto. Esa primera sorpresa y fascinación, pero puedo decir, que esta semana, en mi última clase de escalada en El Muro chapando un 10A sentí placer; y en mi último viaje, a Isla de Pascua volví a sentir algo de eso, pero  ayer, en un Manquehuazo nocturno, caí en transe nuevamente y si me hubieran sacado una foto durmiendo, seguro dormí con una sonrisa en mi cara.

183063_498840871155_2532784_n

El primer día en la isla corrimos 15Kms, en donde paramos a sus fotos y en donde cada uno iba más menos a su ritmo, y fue muy rico volver a sentir que, a pesar de lento, se puede. Luego, fueron otros 8Kms caminando, y dp otros 15Kms por un sendero más desigual, y nuevamente, tiki taka al terminarlos. Ayer hice mi mejor tiempo en el Manquehue, y eso que era de noche y yo sentía iba a una lentitud extrema – pero es rico sentir cuando el cuerpo de a poco vuelve a responder y se logra retomar ese estado que tan feliz te hace.

Han sido meses de poco entrenamiento, de correr a ratos, de mucho caminar y de que la cama me come antes de poder levantarme un sábado a disfrutar de eso que tanto me gusta y llena, pero ayer volví a sentir esa adrenalina del estar en el cerro, y es que se me había olvidado lo que se sentía. Quizás no fueron muchos kilómetros (por no decir que fueron sólo 4 pero con 500mts de desnivel positivo y negativo) pero quedé recargada, se me abrió un poco el horizonte y esa pesadez que había estado sintiendo. Ese no querer ponerle “weno” y dedicarle más creo se está marchando. Quizás no voy a volver a la intensidad de todos los días de hace un año, pero si seguro  ¡es tiempo de entrenamientos cruzados!

IMG_2435IMG_9534

Leía ayer el post de Lady Run sobre las madres corredoras, y se pasó que aplica la misma situación para cuando uno retoma post lesión, o por dejadez – mismos consejos van por igual, ya que no es fácil partir con más de 4 entrenamientos semanales, lidiar con los controles nutricionales, olvidarse de salir un viernes, y volver a saber que el sábado te toca un largo que te dejará seguramente cansada (por lo menos al principio), y que las manos se ponen “menos femeninas por los callos del muro” pero después de mucho pensarlo y extrañarlo, vuelvo a querer ese cambio de vida y switch, y que a pesar de que uno diga, es un hobby (porque para mí ambos deportes lo son, lo que entregan es puro disfrute);  la verdad es que es un estilo de vida… y debo reconocer que sé me va a costar volver a ambos en totalidad, pero la satisfacción que uno siente cuando está arriba del cerro, o enchapando una ruta, me fascina! De hecho, hace unas semanas, cuando volví a chapar un 10B, se me vino esa sensación de llegar arriba, tranquila y “al hacer el click”, sentí pleno disfruta –  ¡pucha que se extrañaba!

IMG_6635.JPG

IMG_3992

El Valle luego del paso cordillerano… simplemente una belleza!

Y retomo mis palabras escritas hace ya más de 1 año: “A veces cuando voy en un sendero, cansada y calculando cuán atrás voy del que me sigue adelante (porque soy lenta y esta escena es muy común en mis entrenamientos y carreras), me cuestiono entera de ¿por qué hago esto? ¿Quién me mandó a levantarme a las 7am un Sábado para ir a correr al cerro? Pero es increíble como en menos de 2 segundos, me auto respondo sola ya que basta con levantar los ojos y mirar a mi alrededor”

Y vuelvo a responderme porqué me gusta correr, por qué me gusta escalar, porqué estar en constante contacto con la naturaleza, haciendo deporte me gusta en exceso – y es porque es ahí, en ese momento cuando me conecto, cuando se me ocurren ideas, cuando siento que armo y desarmo mi vida. Es cuando me vinculo con la naturaleza cuando me siento viva, cuando el desafío de probar que puedo me llena el alma, cuando llego al punto final de una ruta, o cruzo esa meta tan preciada en una carrera… ¡Oh! Que sensación más satisfactoria y de felicidad que se siente… es 100% un placer culpable!

IMG_3993

Dicho esto, ahora entiendo porque llevo una semana durmiendo perfecto (después de 2 semanas en donde las pesadillas no se iban de mi cabeza), porque muchos creen que entrenar mucho hace bolsa al cuerpo, pero es todo lo contrario. Con un buen entrenamiento y nutrición puedes lograr vivir más (está comprobado). Y como siempre digo, esto es un disfrute de la naturaleza de una manera más activa.

No prometo maravillas ni piensen que me verán en un podio, pero seguro se vienen muchas fotos e historias nuevas de estas piernas por el cerro e intentos de paredes nuevas porque si hay algo que tengo claro, es que gran parte de mi ida a Europa a estudiar, es una excusa para tomar todas las opciones habidas y por haber de viajes relacionados al trail y a la escalada 🙂 

 

ENGLISH VERSION

A little over a year ago, when I was training hard for the Trans Rocki Run, I wrote about why I started running in Outside Chile magazine, and today, after a time without hard workouts, some time injured and with mental comes and goes, but a lot more rested and fighting the kilos and speed (and my slow progress with these) I read again this post and must say I feel the same as I did at the beginning (which I describe), when 15kms were an eternity. Yes, even if you do not believe it, I had a time where that distance was not a big problem!

I’ve always been slow, do not imagine a mountain goat on the hill, but distances did not make me noise once. I ran 30kms and up to 50kms, happy, reaching the goal always with a smile and with a rested body the next day. With the classic pains that you can have after being 4, 5 or 9 hours in constant movement up and down, running, walking, climbing, but nothing out of the ordinary. Nothing that the next day would not allow me to return to the path and made me go for a couple kms again.  But after an injury last December, and a hard recovery to cross Zolakn 4 Days finish line last February in good shape, these last months have been calmer, where a training of 15kms turns to be super long and tedious. Where to run a race of 21kms made me think of a whole preparation and see if they wanted to do it or not (not finishing in a bad mood/shape/way). Two months ago, I decided that I would restart with a strong training again, and that I was ready to return fully to the hills, and go back to which I had left behind this last 3 years, hanged in the closet:  climbing; but because of a work trip, it was somewhat slower return than I thought, and it’s just been a month.

In addition to going back to trail running on Saturdays, I started climbing twice a week 1 and a half months ago … it has been weeks of training again, rediscovering the pain in my body, feeling myself again. Be climbing and try the same route over and over again to finish it (clipping each bolt) withut fear. To trailrun the Manquehue Hill and achieve what for me is a good time to reach the summit. To do 15kms and feel good. In fact, this last week I have been able to sleep again because my body is tired and enjoys being in horizontal position!

Sometimes, in the maelstrom of the city, going back to that first contact, is missed. That first surprise and fascination, but I can say, that this week, in my last climbing lesson in El Muro, I felt pleasure; and on my last trip to Easter Island I felt some of that again, but yesterday, in a night trail running Manquehuazo, I fell into a “trance” again and probably, if I someone had taken a photo of me while I was sleeping, I sure had a smile on my face.  The first day on the island we ran 15Kms, where we stopped for some photos and where each one went more less on an own pace, and it was delicious to feel that, despite being slow, that you can. Then there were another 8Kms walking and another 15Kms in a more uneven path, and again, “tiki taka”  when finished. Yesterday I did my best time in the Manquehue Hill (and was at night), and even though I felt I was going super slow – it was great to feel that my body, little to little, respond and it is ok, and goes back to that state that makes me so happy.  It has been months of little training, running at times, a lot of walking and with that feeling that the bed eats me before I can get up on a Saturday morning to enjoy what I like to fill, but yesterday I felt the adrenaline back again – that one I’ve forgotten. Maybe it was not lots of kms (actually it was only 4 but with 500mts of positive and negative gradient) but it was enough to recharge me. It was the necessary to opened a little horizon and threw away that heaviness I had been feeling.Maybe I will not go back to the intensity of training I was on a year ago, but for sure is time to give more time to cross training!

Yesterday I read a post of “Lady Run” that talks about being a mom and heading back to training, and it was amazing to see how it happens to apply the same situation for when you go back after being injured, or for sloppiness – same advice to go, since it is not easy to go back to 4 trainings a week, deal with nutritional checks, forget about going out on a Friday night, and again knowing that Saturday are early wake up, and feeling tired the rest of the day (at least at first). And that with climbing, feminine hands are left away too! But after much thinking and wondering, I want this change back again, I’m looking to make the switch, and despite what lots of people say about this being a hobby (because for me both sports are as what they deliver is pure enjoyment); the truth is that this is a lifestyle… and I must admit that it will cost me a lot to return to both in totality, but the satisfaction you feel when you are up in the trails, or climbing a route that was on your mind, fascinates me! In fact, a few weeks ago, when I went back to a 10B, I felt that feeling of being there, and make the “click”. Can’t describe how happy and full of joy I was – omg, how much I missed it!

So, I return to my words written more than 1 year ago: “Sometimes when I go on a path, tired and calculating how far I am from the one that is in front of me (because I am slow and this scene is very common in my training and races), I question of why I do this? Who sent me to get up at 7am on a Saturday to go trail running? But it’s amazing how in less than 2 seconds, I self-answer because it’s a matter of just lifting your eyes and look around. And I answer me again, why I like to run, why I like to climb, why be in constant contact with nature, doing sports, is one of the things that I like the most to do – and it’s because it’s there, in that moment when I connect, when I come up with ideas, when I feel that I create and disarm my life. It’s when I come into contact with nature when I feel alive, when the challenge of proving that I can, fills up my soul, when I reach the last bolt of a route, or cross that precious finish line in a race … Oh My God, isn’t this the most satisfying feeling you can ever feel … 100% guilty pleasure!

That said, I now understand why I have been sleeping like a baby for a week (after 2 weeks where nightmares did not leave my head), and it’s because many believe that training a lot makes your body crap, but it is the opposite. With good training and nutrition, you can achieve goals and live more (and it is proven). And as I always say, this is a way to enjoy nature in a more active way.

I do not promise wonders from now, or don’t think that you will see me on a podium, but for sure there will be many pictures while these legs go up the hills and climb new walls because if there is something I have clear, is that much of my excuse to go studying this next January to Europe, is to take each one of the options that includes travel related to the trail running and climbing.

 

2 comentarios en “RePensarse* ReThink about yourself

  1. Que buen post Caro! Gracias por compartir. Te falto decir lo mucho que ayuda a preocuparse de los problemas reales y no los imaginarios que nos inventamos en la cabeza. Ahora que estoy post operatorio me pican los pies por subirme a la bici y no puedo solo caminar. Exito en Europa .)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s